Cosas para hacer y ver

Cultura y tradiciones

Arte

Uno de los encantos más desconocidos de la vall Fosca es el patrimonio arquitectónico, del que destaca la iglesia de Sant Vicenç de Capdella, una joya del románico ubicada en un espacio privilegiado. En el interior de la iglesia había una talla románica de la crucificción, que en la actualidad se puede ver en el Museu d’Art de Catalunya (MNAC) en Barcelona.

En Espui destaca la iglesia también románica de Sant Julià y en las afueras de la Torre de Capdella, la pequeña ermita de Sant Martí.

Pequeñas iglesias y ermitas dispersas por el valle invitan a descubrir y adentrarnos en los pequeños pueblos, para poder ver también las construcciones típicas de alta montaña, como son las casas con era. Esta estancia os permitirá entender el carácter de la gente del valle, personas acogedoras que os mostrarán con amabilidad las joyas de nuestro patrimonio.

Fiestas Locales

Durante el verano se celebran la mayor parte de las fiestas mayores del valle. Los pueblos que todavía mantienen esta tradición son Aguiró, Antist, Espui, la Pobleta de Bellveí, Paüls de Flamisell, la Plana de Mont-ros y Pobellà. Aparte de estas fiestas, se realizan otras actividades culturales como encuentros de acordeonistas, conciertos, etc. Para más información, podéis consultar la agenda cultural.

Feria de la Pobleta

Feria ganadera

Desde tiempos inmemoriales en el núcleo de la Pobleta de Bellveí, el día 5 de octubre se celebra la tradicional feria ganadera, que coincide con el descenso de los ganados trashumantes de las montañas. Al ser la primera feria de la zona,  era donde se establecían los precios para el resto de ferias.

Actualmente la feria se celebra el primer fin de semana de octubre y se exponen vacas de raza bruna, lemosina, charolesa y salers, ovejas pallaresas y caballos de la raza Caballo Pirenaico Catalán (CPC).

Los restaurantes del pueblo mantienen el desayuno tradicional de feria en el que el elemento principal es la girella (embutido de carne de cordero con arroz).

La feria también dedica un espacio a la demostración de algunos oficios tradicionales como el colchonero, herrero, herrador, hiladora, etc. y una zona para la compra de productos artesanos.